Facebook Ángel Ángel Web

Save the Date Alrededor del sueño 4. Madrid

Entre los años 2001 y 2009, Ángel Marcos ha realizado una serie de trabajos reunidos bajo el título Alrededor del sueño que comprende los archivos de imágenes realizados en Estados Unidos (New York), Cuba (La Habana) y China (Shanghái, etc.) a los que se suma el trabajo realizado en el territorio de Madrid en 2014 (Europa del sur).

La Sala Canal de Isabel II muestra una selección de imágenes de estos tres archivos primeros para ofrecer una visión general del proyecto y la columna que lo vertebra, que no es otra que la ciudad como orden determinado y determinante de la idea de progreso en el marco globalizado en el cual estamos insertos.

En general, el proyecto apunta al hecho de cómo, en un tiempo desnudo de coberturas ideológicas donde se piensa, respecto al orden, en la existencia de estados postnacionales o supranacionales, ciudadanías plurinacionales, identidades múltiples, etc, inscritos en un marco general de integración de lo diverso y lo plural, los grandes sueños colectivos del siglo XVIII y XIX, solo pueden ofrecer su desactualización en imágenes residuales de fuerte impacto conceptual e historiográfico.

Desde el “sueño” estadounidense personalizado en unas cuantas calles-escenarios urbanos de Manhatthan donde es posible reinterpretar el éxito y la gloria de la publicidad y el consumo como negación de la ciudad misma, hasta las imágenes de arquitecturas coloniales vencidas por el tiempo y la tozudez de un pueblo atascado en los grandes relatos revolucionarios, pasando por la experiencia de un modelo comunista, tras el desmantelamiento de los dos bloques (caída del muro de Berlin) no ha tenido otra opción que liderar el llamado milagro chino a través de las imágenes producidas por un sueño que no es suyo, sino que lo ha tomado prestado del sueño occidental.

Los cuatro escenarios propuestos tienen en algo en común, que deben su eficacia social y económica a la desaparición de la centralidad del mundo del trabajo para el equilibrio de la sociedad, y por otro lado, el exceso de equipaje que alimenta la transformación utópica desde el siglo XIX. La gente, por decirlo de otra manera, se ha difuminado, y con ello, la simple posibilidad de pensar otro mundo. Ahora sólo hay un mundo y es éste, un mundo que no es para nadie, pues solo está dispuesto para la transacciones e intercambios; un mundo, en definitiva, que crea su propia dinámica de desarrollo y donde la experiencia humana es subsidiaria. Por tanto, un mundo en constante cambio, opuesto radicalmente al producido por la historia y las instituciones, aquél que encontraba su continuidad en lo estable, ese mundo no encuentra tiempo donde ocurrir pues hoy solo puede ser gestionado el presente.

La desocupación y evacuación de personas de los escenarios dispuestos para las experiencias y las subjetividades del mundo en curso, es el tema central de la obra de Ángel Marcos en el >work in progress Alrededor del sueño. Una desocupación que apunta a la necesidad de recurrir a las reservas de esperanza disponibles para que la realidad sea algo más que lo que muestra. Como se ha apuntado en otro lugar, el autor nos remite insistentemente al punto ciego de Canetti, más allá del cual, las cosas han dejado de ser verdaderas.

¿Dónde está la ciudad?
¿Por qué seguimos llamando ciudad a lo que solo es urbanismo global?

Alrededor del sueño